PODCAST

¿Cómo está tu espacio interno?

Si tu interior está fuerte, el exterior debe de afectarte poco. En este episodio hablamos de la importancia de poner el foco en nuestro estado interior si queremos conseguir que las cosas en nuestro exterior cambien.

Transcripción del Podcast

¿Cómo está tu espacio interno?

Hola bienvenidos a un nuevo episodio de Ritmo ZhìNéng. Hoy voz a haceros una pregunta y es: ¿cómo está tu espacio interno? Esta pregunta la hice ayer en la sesión online de ZhìNéng QìGōng y una de las participantes del grupo después de la sesión me preguntó si le podía explicar un poquito más por dónde iba la pregunta, que le especificara un poquito más.
He creído conveniente hacer un podcast sobre este tema porque es una pregunta que creo deberíamos plantearnos todos y que nos puede ayudar a cambiar ciertos hábitos que tenemos integrados y que no son muy saludables y que están afectando a nuestra salud y a nuestro bienestar.

¿Cómo te afectan las cosas que suceden en el exterior?

Entonces repito la pregunta: ¿Cómo está tu espacio interno? porque si en tu interior estás fuerte las cosas que suceden en el exterior deben de afectarte poco. Si te afectan mucho las cosas que ocurren a tu alrededor, sea una, sean dos o sean muchísimas es porque tu espacio interno no está lo suficientemente fuerte.

Pongamos un ejemplo

Y para que me entendáis mejor, o para explicarme mejor voy a poneros un ejemplo que le puse también a la persona que me lo preguntó ayer y es algo que me ocurrió no hace muchos días. Iba conduciendo por una carreterita secundaria muy estrechita y estaba a punto de entrar en una curva cuando apareció un camión que invadió mi carril y que me obligó a salirme a la cuneta y a frenar en seco. No me estampé contra el camión por dos milímetros. Pero no pasó nada, no me choqué contra el camión, pero una señora que venía detrás  no le dió tiempo a frenar y me dió un golpe por detrás, no muy fuerte, ligero, no pasó nada, nadie sufrió daños pero fue un poco... como todos los accidentes siempre son desagradables.
Salimos de los coches y la señora estaba muy nerviosa. Empezó a preguntarme que porqué había frenado y yo le dije que no tuve otra opción, tuve que desplazarme a la cuneta, tuve que frenar en seco y habíamos parado el camión y yo a 1 milímetro de dispancia, un poquito más y me estampo, fue necesario frenar. Ella insistía que porqué había frenado, que había frenado muy en seco y yo intentaba explicárselo pero ella seguía muy nerviosa y muy insistente, me decía que ella vivía cerca y que nunca le había pasado algo así en esta curva y me di cuenta que la señora no controlaba sus emociones, estaba muy nerviosa ... no lograba controlar (emocionalmente) la situación.

No engancharse a las emociones de los demás

Yo, al observar como ella había reaccionado, me di cuenta y lo que hice fue no engancharme a sus emociones. Qué hubiera pasado si yo hubiese reaccionado diciendo: "Usted me está echando la culpa, no he podido hacer otra cosa, solo podía frenar..." pues que nos hubiésemos enzarzado en una discusión y eso no hubiese servido para nada.
Esto hace un tiempo, antes de practicar ZhìNéng QìGōng es lo que hubuera ocurrido, pero ahora gracias a la práctica de ZhìNéng QìGōng aprendes a controlar tus emociones y por eso la respuesta a la pregunta ¿Cómo está tu espacio interno?

Cuando tú estás centrado, cuando tu interior está fuerte

Cuando tú estás en tu centro, cuando tú estás centrado las cosas que ocurren en el exterior te afectan poco o no te afectan nada. ¿Por qué? Porque tú interior está fuerte. Esto puede ocurrir en un caso puntual, como el que me ocurrió a mí, o puede pasar regularmente con nuestra familia al sentirnos provocados por ciertos miembros de nuestra familia y sentimos que sus expresiones o la manera en que nos hablan... nos sentimos provocados y saltamos.
O con las noticias, escuchando las noticias sentimos miedo, nos transmiten miedo y nos enganchamos a ese miedo a esa noticia o a ese político que no soportamos y que cada vez que habla en las noticias nos da una rabia que no podemos controlar.
O cuando nuestro equipo de futbol pierde y nos sentimos morir y ya no queremos ni verlo acabar y ya estamos tristes y pensamos que no es justo... Cualquiera de estos ejemplo u otros que se os puedan ocurrir y que os ocurran a vosotros nos indican que nuestro espacio interno no está lo suficientemente fuerte.

Ritmo Zhineng QiGong
¿Qué hay que hacer ahí? No se trata de no mostrar sentimientos, de mostrar frialdad, no se trata de pasar de todo... se trata de no dejarnos arrastrar por esas cosas que sucenden en el exterior. ¿Por qué? Porque de ello depende nuestra salud, de ello depende nuestro bienestar y de ello depende nuestro equilibrio emocional.
Es más importante de lo que imaginamos y menos dificil de lo que parece cuando uno empieza a ponerlo en práctica, a observar las cosas que nos pasan, a detectarlas... saber que es un punto que nos está provocando y decidir no engancharnos a esa emoción interna sinó mantenernos en nuestro interior.
El ZhìNéng QìGōng nos ayuda a estar dentro en nuestro interior, a volver al interior, a encontrar nuestro centro y a no estar siempre viviendo en el pasado o en el futuro sinó a vivir en el presente y a mantenernos dentro.
Si te parece interesante este tema y nunca has practicado ZhìNéng QìGōng te invito a participar en una sesión gratis de las que ofrezco en mi web ritmozhineng.com , inscribiros y probar, leer un poco más sobre la práctica de ZhìNéng QìGōng y si esto os resuena os animo a probar, a uniros y a descubrir como el aprender a interactuar con esa energía vital que los chinos llaman Qì nos ayuda a cultivar nuestro espacio interno, a tenerlo fuerte y así, poco a poco, cada vez viviremos mejor, estaremos más felices y más sanos.
Esto es lo que os quería contar por hoy, que tengáis un día estupendo y nos oímos en breve con un nuevo tema.
¡Adiós!
Ritmo Zhineng QiGong